Datos importantes acerca de la seguridad y los riesgos de la abdominoplastia

La decisión de someterse a una cirugía de abdominoplastía es extremadamente personal y usted deberá decidir si los beneficios lograrán sus objetivos y si los riesgos y complicaciones potenciales son aceptables. El cirujano plástico y/o su personal le explicarán en detalle los riesgos asociados con la intervención quirúrgica. Se le pedirá que firme formularios de consentimiento para garantizar que usted comprende completamente el procedimiento al que se someterá y los riesgos o complicaciones potenciales.

Los riesgos posibles de la abdominoplastía incluyen:

  • cicatrización desfavorable;
  • hemorragia (hematoma);
  • infección;
  • acumulación de líquidos;
  • mala curación de las heridas;
  • pérdida de piel;
  • coágulos de sangre;
  • entumecimiento u otros cambios en la sensibilidad de la piel;
  • complicaciones de la anestesia;
  • decoloración de la piel y/o hinchazón prolongada;
  • tejido graso que se encuentra profundo en la piel puede morir (necrosis grasa);
  • importante separación de heridas;
  • asimetría;
  • flacidez recurrente de la piel;
  • dolor, que puede persistir;
  • trombosis venosa profunda, complicaciones cardíacas y pulmonares;
  • hinchazón persistente en las piernas;
  • daño de nervios;
  • posibilidad de cirugía de revisión;
  • resultados estéticos subóptimos.

Usted necesitará ayuda

Si se realiza la abdominoplastía como paciente externo, asegúrese de contar con alguien para su traslado antes y después de la cirugía y para que se quede con usted por lo menos la primera noche siguiente a la intervención.