Despues de la cirugia

Después de la cirugía, su cirujano probablemente lubrique sus ojos con un ungüento y aplique un vendaje. Probablemente sus ojos se sientan un poco tensos y adoloridos al diciparse la anestesia, sin embargo su cirujano podrá recetar medicamentos para el dolor y para reducir su incomodidad. Si siente un dolor severo, llame a su cirujano inmediatamente.

Su cirujano le indicará que mantenga la cabeza elevada por varios días y que utilice compresas frías para reducir la inflamación y coagulación de la sangre. (La coagulación varía de persona a persona; ésta llega a su máximo durante la primera semana y generalmente dura de dos semanas a un mes.) Se le enseñará cómo limpiar sus ojos, los cuales se podrán poner un poco pegajosos por una semana aproximadamente. Muchos doctores recomiendan gotas, ya que sus ojos se sentirán un poco secos al principio y podrá sentir que sus ojos le arden o le dan comezón. Por las primeras semanas también podrá experimentar lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz y cambios temporales en su visión, tales como visión nublada o doble.

Su cirujano hará un cercano seguimiento de su progreso durante la primera o segunda semana. Se le retiran las suturas de dos días a una semana después de la cirugía. Una vez que éstas se retiran, la inflamación o decoloración que rodea a sus ojos disminuirá gradualmente, comenzándose a ver y a sentirse mucho mejor.