Todo tipo de cirugia implica cierta incertidumbre y riesgo

Cuando un cirujano plástico calificado realiza una cirugía del párpado, las complicaciones que se dan son poco frecuentes y usualmente son menores. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de complicaciones, incluyendo una infección o una reacción a la anestesia. Puede reducir sus riesgos siguiendo muy de cerca las instrucciones de su cirujano tanto antes como después de la cirugía.

Las complicaciones menores que ocasionalmente ocurren después de una blefaroplastia incluyen una visión doble o borrosa por algunos días; inflamación temporal de la esquina de los párpados y una pequeña asimetría en la recuperación o cicatrización. Podrán aparecer pequeños puntos blancos después de retirar las suturas; su cirujano lo puede extraer fácilmente con una aguja muy fina.

Después de la cirugía, algunos pacientes tienen cierta dificultad para cerrar los ojos cuando duermen; en raros casos esta condición podrá ser permanente. Otra complicación muy rara es la de ectropión, el cual es un estiramiento hacia abajo de los párpados inferiores. En este caso podrá ser necesario realizar cirugía adicional.