Belleza para la vida

Mejorar su apariencia con un estiramiento facial

Si le molestan los signos de envejecimiento en su rostro, el estiramiento facial puede ser adecuado para usted. En este procedimiento quirúrgico, conocido técnicamente como ritidectomía, mejora los signos visibles de envejecimiento en el rostro y el cuello, tales como:

  • flacidez en la zona media del rostro;
  • pliegues profundos bajo los párpados inferiores;
  • pliegues profundos a lo largo de la nariz que se extienden hasta la comisura de la boca;
  • grasa que se ha caído o desplazado;
  • formación de papada por la pérdida de tono muscular en la parte baja del rostro;
  • la apariencia de tener una segunda barbilla, incluso en personas de peso normal, por piel flácida y exceso de depósitos de grasa bajo la barbilla y la mandíbula.

Ciertos procedimientos de rejuvenecimiento que suelen realizarse por lo general junto con un estiramiento facial son el levantamiento de las cejas, para corregir flacidez o un surco profundo en la frente, y la cirugía de párpados para el rejuvenecimiento de ojos envejecidos.

Lo que no sucederá

El estiramiento facial es una cirugía reconstituyente que no cambia su aspecto básico y no puede detener el envejecimiento. La cirugía es la única vía para realizar un estiramiento facial; los tratamientos de rejuvenecimiento no quirúrgicos no pueden lograr los mismos resultados, pero pueden ser útiles para retardar el momento en que un estiramiento facial resulte apropiado y complementar los resultados de la cirugía.

¿Es lo adecuado para mí?

El estiramiento facial es una intervención absolutamente personal y usted debería tomar la decisión de realizarlo no para cumplir los deseos de otra persona o para intentar ajustarse a cualquier tipo de imagen ideal. El estiramiento facial es una buena alternativa para usted si:

  • goza de buena salud física;
  • no fuma;
  • tiene una perspectiva positiva y metas específicas pero realistas para mejorar su apariencia.